Modelo Psicoeducativo para la Prevención de Conductas de Riesgo en Adolescentes

En Fundación Unidos para Prevenir A.C. reconocemos que cada problemática presenta factores causales diferentes y por lo tanto, requiere soluciones específicas que nos permitan abordar esas peculiaridades.

Para poder intervenir en la comunidad a favor de la prevención de adicciones y violencia contamos con un Modelo de Intervención propio que ha sido avalado por notables profesionales quienes forman parte de nuestro Consejo de Vigilancia.

Nuestro Consejo de Vigilancia está integrado por connotados profesionales relacionados con temas de prevención, educación, psicología, seguridad y ciudadanía; quienes en conjunto con el equipo operativo y el órgano de gobierno elaboran, acompañan, supervisan y evalúan nuestras acciones.

MODELO PSICOEDUCATIVO

El 89% de nuestros proyectos están basados en evidencia. El 55% de esta evidencia es directa, resultado de información recabada mediante la aplicación de diversos instrumentos, cuestionarios demográficos o investigación que nos permite con base en datos duros, identificar los problemas y su etiología.

Nuestro Consejo de Directores y Vigilancia, son los encargados de diseñar soluciones con base en la información recabada, imprimiendo en cada actividad nuestros valores institucionales de responsabilidad, respeto a la dignidad de la persona, responsabilidad, integridad, ética profesional y honestidad.

Además, contamos con un equipo operativo que planea, supervisa, evalúa y da seguimiento al impacto de nuestras acciones o en su caso, propone mejores respuestas para dar continuidad o reforzar actividades.

En nuestro blog, en la sección de eventos realizados, se puede consultar la sistematización de cada experiencia y comprobar que ofrecemos un modelo de fácil aplicación, para la prevención secundaria (selectiva) y que consta de cuatro etapas:

Investigación: Aplicamos diversos instrumentos para detectar escalas de riesgo, válidas para la población mexicana adolescente.

Implementación: Capacitación y acompañamiento a maestros, directores, padres de familia, líderes comunitarios y otros adultos para fortalecer la permanencia en la escuela, el desarrollo de habilidades sociales, la autoresponsabilidad como factor resiliente en las personas que han sufrido adicciones y/o violencia. Intervención directa en jóvenes de 13 a 16 años que promueven el liderazgo, empoderamiento, cohesión comunitaria, ciudadanía responsable con temas pertinentes como: Autoestima, Valores, Limites funcionales, Comunicación asertiva, Inteligencia emocional, Riesgos del consumo de alcohol en menores de edad, Porque las adicciones son fáciles de adquirir y difíciles de dejar, Uso, abuso y dependencia a las drogas, Prevención de conductas violentas y manejo de estrés, Cultura de equidad y Sexualidad (Concretamente, prevención del embarazo adolescente).

Evaluación Inicial, intermedia y Final: Entregamos una evaluación de satisfacción, de impacto y evidencias gráficas de los beneficios de nuestro modelo.

Seguimiento: Canalizamos los casos de alto riesgo, a otros programas de atención terciaria con las instancias pertinentes o de salud mental.