Ofrecer un espacio para observar, discernir y sensibilizar sobre la correlación entre el fenómeno de la adicción y la violencia, desde diferentes enfoques para acercar a los participantes a nuevas posibilidades de prevención y tratamiento. Así como, generar conocimientos, habilidades y actitudes básicas para prevenir conductas de riesgo en niños y adolescentes.