El propósito de la Fundación es fortalecer el tejido social mediante la atención a los problemas derivados de las adicciones y la violencia. Actuamos en entornos vulnerables, dónde ofrecemos capacitación psicoeducativa  a docentes, padres de familia y jóvenes con quiénes compartimos ideas, experiencias, elementos científicos y prácticos; así como, modelos de conducta positivos, valores y normas éticas para prevenir adiciones y violencia.